Maria Teresa Llobet

Mejora Personal

example graphic

La mejora personal se produce al evolucionar todo aquello que de una manera u otra traba o mengua mi calidad de vida para poder disfrutar del máximo bienestar posible.

Estas son algunas de las situaciones que suelen crear malestar:

Problemas de relación con los otros

A veces no entiendo la manera de hacer de los demás o creo que los otros no me entienden o no sé cómo acercarme o enseguida siento que me atacan o, a veces, también siento que no gusto a los demás. Estas y otras situaciones hacen que «me sienta solo» o que «me cierre puertas» a posibles relaciones personales o profesionales.

Estar siempre enfadado

Me doy cuenta que me enfado muy fácilmente. A veces, no me perdono haberme equivocado, por ejemplo, o no haber sabido responder a tiempo, o no haber sido bastante rápido o lo suficientemente perfecto. En realidad, ¡me puedo enfadar por tantas y tantas cosas! Conmigo mismo y también con los demás. Puede ser que no me hayan tenido en cuenta, o no hacen aquello que yo espero o, ¡vete a saber! Quizás hace tanto de tiempo que estoy enfadado que ya no sé ni por qué.

No saber cuáles son mis necesidades

A menudo me cuesta mucho escoger y por muchas vueltas que le doy no sé qué es lo que necesito. Para no quedarme paralizado por la duda, necesito salir de mi cabeza y conectar con mis sensaciones corporales, porque ellas me dicen constantemente qué es lo que necesito.

Mantener situaciones abiertas del pasado

Aquello que no hice; aquello que no me atreví a decir; aquello que me hubiera gustado hacer; ese día que habría abrazado, llorado o llamado; la ocasión en que me habría ido, pero me quedé; el día que me hubiera despedido, pero di un portazo. En resumen: palabras y gestos que quedaron pendientes o que dejé a medias. Toda la energía que en su momento movilicé, pero que no liberé, se ha quedado encerrada dentro de mí. Los asuntos pendientes no dejan nunca de aparecer hasta que no se cierran, por eso, de vez en cuando, quizás más a menudo de lo que yo querría, van y van apareciendo incluso cuando ya pensaba «esto está superado». La buena noticia es que, aunque sea en otro momento y otro lugar, estas situaciones inconclusas se pueden trabajar y cerrar.

Necesidad de (re)enfocar mi vida profesional

Trabajar en lo mismo de siempre no me satisface. Creo que puedo hacer algo diferente de lo que he hecho hasta ahora. Me he jubilado. Me he quedado sin el trabajo que he hecho toda la vida. Ahora tengo tiempo para descubrir mis capacidades y poner en marcha nuevos proyectos. Estas son, entre otras, algunas de las situaciones en las que hay que reinventarse, reciclarse, explorar hasta descubrir mi talento, aquello que realmente me mueve, aquello que siempre ha estado conmigo y que por varias circunstancias no he prestado atención y no he podido desarrollar. Ayudarte a descubrir tu talento, a buscar tus recursos y averiguar cómo poner en marcha tu nuevo proyecto: esta es mi propuesta.